Invitación al Oportunismo

¿No os habéis planteado nunca que los pensamientos de una persona quedan atrapados en un cerebro, en una cabeza, en un cuerpo humano? Lamento comentar de nuevo la muy machacada disonancia alma-cuerpo, pero la realidad es que si ha habido tanto alboroto alrededor del tema, por algo será.

Desde un punto de vista personal, me machaca la idea de que la inmensidad de pensamientos y reflexiones que tengo queden anclados en mi persona, convirtiéndose así en víctimas de un encierre físico delimitado por mi cuerpo. Para intentar salir de este apuro alma-cuerpo, durante el último año, he mantenido un diario íntimo con el objetivo de que como mínimo pudiese yo misma recordar en unos años mis incontrolables reflexiones. Ojalá hubiese atajado mi problema, pero lamentablemente no ha sido así. Aún tengo demasiadas cosas desfilando en la mente que luchan sin cesar por salir al exterior.

Es por ello, que finalmente hoy me he decido a crear mi propio Blog. Sí, lo siento, es un acto totalmente egoísta para poder relajar un poco la ansiedad de mis meditaciones. Os aconsejo que seáis oportunistas y leáis mi Blog, quizás hasta os engancha.

AS*

CHANGE